viernes, 9 de diciembre de 2016

ENTENDIENDO EL REALISMO BOLIVIANO

David Mamani Cartagena

Kiro Russo decía en una entrevista para ANF que el problema del cine en Bolivia no era la parte técnica o equipos, sino el lenguaje. Cómo comunicamos algo. Si algo hace mejor Viejo Calavera es comunicar algo en fotografía, sonido, guión, etc.

Con una historia simple y un personaje común como son los mineros, Russo pone la relocalización ciudad - mina y no viceversa como eje central. La hostilidad de la mina versus la terquedad de Elder Mamani, personaje central, quien sin pretensiones y naturalidad, dejan bien parado a Julio Cesar Ticona, quien encarna a Elder.

Quien haya visto Juku, corto anterior de Russo, dirá que Viejo Calavera es una versión prolongada de la misma historia. Añadiendo atisbos de documental (registro de la intimidad del trabajo sacrificado de los mineros), Viejo Calavera es un reflejo de una Bolivia contemporánea que más que cansada de verse a sí misma en varias películas, todavía no termina de entenderse.

Contradiciendo a Russo, quizá el problema sea el mensaje, resultado del lenguaje.