sábado, 17 de octubre de 2015

BOOM BOOM KID, LOS ENCANTOS DEL OUTSIDER


David Mamani Cartagena




“Este mundo es de ustedes. Ustedes están haciendo este mundo”. Así sentenciaba Boom Boom Kid su show en Santa Cruz. No importó el humo de los cigarrillos ni la poca ventilación de El Bartoo. BBK definitivamente es la síntesis de lo efímero. Alguien capaz de tocar más de 30 canciones en casi dos horas de show, munido de una guitarra de 12 de cuerdas de metal y una carpeta de letras, manuscritos de acordes.

BBK ya no es el mismo de la extensa nota de la Rolling argentina de 2006, ni el loco de la tabla de venesta que surfeó entre los cruceños en 2011. BBK es un juglar capaz de hacer un cover de Woody Guthrie, “This land is your land” (traducido “Esta tierra es tu tierra”), así como canciones de otro grande desconocido como es el uruguayo Daniel Viglietti, y al final hacer emocionar con “Dejame ser parte de esa locura” cantada a coro.

Al momento de entonar “Balada de un original deficiente”, comenta del proceso creativo del fanzine. Porque BBK es eso, un cultor del DIY que llega horas antes de su show para vender su propio merchandising: poleras, libros de poesía, dibujos, discos, stickers, etc.

En algún momento recordó su primera visita a Bolivia en 1997, con su ex banda, Fun People. Casi 20 años después, el momento cumbre sucede al final del concierto cuando BBK es elevado al cielo en los brazos de la gente. El retorno del mesías en pos de algo más que la gloria mundana, el amor.



Fotos: David Mamani Cartagena